lunes, 1 de agosto de 2016

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar agosto 2016



INSTRUCCIONES PARA USAR UNA PISCINA

Flotar sobre el espejo
de la piscina.
Soltar despacio el aire.
Notar cómo se hunde
tu cuerpo.
Escuchar el silencio,
el estallido leve y metálico
de las burbujas
saliendo de tu boca.
Hundirse.

Descender
                   y que el cuerpo 
                                              toque el fondo.

Abrir los ojos
entonces al azul inmenso.

-El silencio es lo único que queda-

E impulsarte, 
                      tal vez,

-un golpe seco 
          tan sólo,

la tensión de tus piernas-

y regresar 
              al aire.



© Javier Díaz Gil
11 de julio de 2016

viernes, 1 de julio de 2016

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar julio 2016





EN LA TUMBA DE ANTONIO MACHADO

Que cada cual rece a sus dioses.

He venido a Collioure 
A rezarle a Machado.


(c) Javier Díaz Gil
Collioure. 16/06/2016

domingo, 12 de junio de 2016

Publicada la Antología de la Tertulia 'Rascamán', "Cuaderno de bitácora", edición de Javier Díaz Gil

CUADERNO DE BITÁCORA, Antología literaria de la tertulia "Rascamán".
Edición de JAVIER DÍAZ GIL.
COLECCIÓN GROWL-ANTOLOGÍAS-Nº 1



Después de casi cinco años de trabajo de recopilación y selección de poemas y relatos, de edición, de estudio filológico y de redacción de los textos que prologan la obra, acaba de publicarse hace apenas dos semanas -a finales de mayo de 2016-, gracias a la editorial Poeta de Cabra ediciones, el volumen "Cuaderno de bitácora", antología literaria de la Tertulia "Rascamán", antología que he dirigido y que recoge la obra de 42 autores de la Tertulia Rascamán que coordino cada semana en Madrid. 

En el prólogo que abre este libro detallo algunos aspectos que explican el porqué de esta antología:


Este libro recoge la obra de 42 autores: poetas y narradores, de un alto nivel literario y de edades dispares, desde los 19 años de Andrés París a los 79 de nuestro querido Aureliano Cañadas. 42 autores de estilos literarios diversos y de múltiples procedencias geográficas pero que tienen en común la pasión por la creación literaria y la complicidad íntima de pertenecer a una Tertulia donde saben que encontrarán de la mano a la generosidad y la sabiduría, a la desbocada creatividad y a la mesura, a la palabra y al silencio.  
En el año 2016 se cumplen diez años de vida de nuestra Tertulia: la Tertulia Rascamán. Esa podría ser una de las razones de la necesidad de dar a la luz esta compilación que tienes en tus manos. Años intensos de experiencia literaria y de vida. Esta antología es, en sentido estricto, una muestra, una selección del trabajo de los autores que forman la Tertulia, que se reúne presencialmente en Madrid cada miércoles desde el año 2006. Pero que también se reúne y relaciona cada día de manera virtual gracias a las ventajas de la Red y del correo electrónico.  
El antetítulo de este libro, Cuaderno de bitácora, es el nombre que lleva nuestro blog en Internet. En él, para cada encuentro, un autor de la tertulia de forma libre recoge lo que se habló, lo que se leyó, lo que ocurrió y a veces lo que pudo haber ocurrido. Escribir la bitácora es un ejercicio literario más. Como decimos en el blog: “No buscamos levantar acta de la reunión, es la memoria lo que buscamos, el reflejo de lo que hemos vivido semana a semana”. Os invito a leer en Internet nuestro Cuaderno de bitácora, en el que, como en marinería, anotamos el estado de la atmósfera, los vientos que reinan, los rumbos que se hacen, la fuerza de las máquinas con que se navega… así como cuantos acaecimientos de importancia ocurren durante la navegación...
(Inicio del prólogo "Contar la travesía", por Javier Díaz Gil) 



Cuarenta y dos autores que quiero citar a continuación:

Juan Antonio Arroyo, José León Cano Ramírez, Aureliano Cañadas Fernández, Celia Cañadas Marqués-Rêpas, Mercedes Codesal Manzano, María Antonia Copado Sánchez-Pinedo, Juan Manuel Criado Manzano, Ana Delgado Cortés, Javier Díaz Gil, Rocío Díaz Gómez, Omega Escribano, Francisco Fenoy Rodríguez, Carmen Frontera Quiroga, Adriana García-Rama Ocaña, Ana Isabel González López, Cinta Rosa Guil Redondo, José María Herranz Contreras, Paloma Hidalgo, Ismael Istambul, Olga Jubia, María Juristo, Celeste Lamas, Miguel de Leceta, David Lerma Martínez, Feli Martínez, Federico Monroy, Isabel Morión, Teresa Muñoz Valera, Laura Nuño Vidal, Alma Pagès, Andrés París Muñoz, Amelia Peco Roncero, Sagrario del Peral Pérez, Juan Peregrina, Amparo Pérez-Arróspide Gutiérrez, Alberto Ramos Díaz, Paloma Sánchez, Marina Solís de Ovando, Fernando Soriano Bensusan, Carlos Tejado, Iñaki Túrnez y Leonor Varela.

Poesía y relato que no os podéis perder.

Prólogos a cargo de Javier Díaz Gil y Carlos Ceballos y la composición fotográfica de portada es de la artista multidisciplinar Leonor Varela.

Pasado este verano de 2016, haremos la presentación del libro en distintos lugares que iremos anunciando oportunamente.

Quiero dar las gracias desde aquí a los autores y a Poeta de Cabra que ha publicado este proyecto de, como decía al principio, casi cinco años de trabajo.

Los interesados en adquirir la obra, podéis dirigiros al email de la editorial que os detallo a continuación:

CUADERNO DE BITÁCORA, Antología literaria de la tertulia "Rascamán".
Edición de JAVIER DÍAZ GIL.
COLECCIÓN GROWL-ANTOLOGÍAS-Nº 1
PRECIO: 18 EUROS (incluidos gastos de envío en España)
PEDIDOS: al.qabri@gmail.com

miércoles, 1 de junio de 2016

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar junio 2016


18.

Es en tu piel secreta
–la que se esconde
bajo tu blusa–
donde quiero morir.

En una gota de sudor
me encarnaré
–tras los primeros estertores–.

Resbalaré
–como la punta de una lengua
golosa–
desde tu nuca.
Barreré tu hombro y tu cuello,
transitaré,
–puente de luz–,
por el inicio
vertiginoso de tu pecho,
la oscuridad de tus pezones,
el salto mortal de tu vientre.

Serán
mis diez dedos agua
                             atravesando
tu cuerpo.

La sal,
una sombra en tu blusa:

Silencio.

© Javier Díaz Gil
(Del próximo libro "La palabra y la carne")

domingo, 1 de mayo de 2016

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar mayo 2016



POÉTICA

Y me poseen

Entonces
os reconozco
en el blando temblor
de una caricia

os reconozco
vibrando
en el filo de las espadas
en la luz amarilla
que destila
                    octubre
en los atardeceres

en la soledad de agua
de los náufragos
en las conversaciones
a media voz de los casados
en el cruel pensamiento
de los abismos

(A veces
–lo reconozco–
me acecháis
desde la triste
sonrisa
de los verdugos)


Es este verso
el que me alcanza

Yo

     solamente soy
                su sombra



© Javier Díaz Gil
(Del próximo libro "La palabra y la carne")

domingo, 10 de abril de 2016

26/04/2016: Lectura temática: "El libro". Con Juan A. Arroyo, Cinta Guil, Aureliano Cañadas, Ignacio Tamés, María Juristo y Ana Delgado Cortés (presentada por Javier Díaz Gil)



La Biblioteca "María Moliner" (Villaverde Alto) de Madrid junto con la Tertulia Literaria "Rascamán", coordinada por el poeta Javier Díaz Gil, han organizado el ciclo de Lecturas temáticas "Escritores en la Biblioteca" durante estos tres últimos meses.
La tercera de estas lecturas, y última del ciclo, este mes de abril de 2016, tiene como leit motiv EL LIBRO.

Seis autores de la Tertulia "Rascamán" leerán sus textos este 26 de abril:

- Juan A. Arroyo
- Aureliano Cañadas 
- Ana Delgado Cortés
- Cinta Guil 
- María Juristo 
- Ignacio Tamés

Poemas y relatos en la voz de sus autores que no podéis perderos. Los autores serán presentados por Javier Díaz Gil

- LUGAR: Salón de actos de la Biblioteca María Moliner, Villaverde Alto (Madrid). c/ Villalonso 16 (entrada libre)
- DÍA y HORA: 26 de abril, 19.00 horas
- CÓMO LLEGAR: Rente Cercanías: Puente Alcocer; Autobuses: línea 76

¡Os esperamos!

martes, 5 de abril de 2016

Texto de mi presentación "Cielo líquido" de Lola Andrés. Librería "María Pandora" (Madrid) 30/03/2016

Javier Díaz Gil y Lola Andrés


El pasado miércoles 30 de marzo de 2016 tuve la suerte de presentar en la librería "María Pandora" de Madrid, tal como anunciaba en una entrada anterior en este blog, el último poemario de la poeta valenciana Lola Andrés "Cielo líquido". 
Tal como acostumbro quiero dejaros, pasada ya la presentación, publicado en mi blog el texto de la presentación que hice. Espero que os sirva para conocer un poco más la obra de esta poeta necesaria y que os apetezca leer y disfrutar su "Cielo líquido".




PRESENTACIÓN DE “CIELO LÍQUIDO” de LOLA ANDRÉS

MARIA PANDORA 
Champañería Librería. Plaza de Gabriel Miró, 1. (Pl. de Las Vistillas), Madrid.
Miércoles, 30 de marzo de 2016, 19:00 horas

Hay poemas y libros que pasan por delante de los ojos y que inducen al lector a pasar de largo. Hay otros, que tras leer su primer verso, abrir su primera página pasarán ineludiblemente a ser parte de tu formación, de tu memoria, de tu casa.
Esto último sucede con Lola Andrés, sucede con los poemas de su último libro  publicado, “Cielo líquido”, que hoy presentamos. Leer sus primeros versos es una invitación a compartir su casa, su espacio poético:

Deforestando el signo
descubrimos la luz.

Ignorantes matices
nuestras sombras
nos crean en el tiempo
se aplastan contra el sol
escenifican
la grandeza según
la luz caiga en derrumbe
o en esquina.

“Cielo líquido” es una búsqueda de la luz, la verdadera luz. Sólo con esa luz                      -descubriendo la falsedad de las sombras que nos rodean-, y junto a esa luz llega la palabra. La palabra certera, la palabra fragmentada a veces, que nos coloca en el mundo y nos identifica.

Lola Andrés nace en Valencia en 1961. Es licenciada en Filología por la Universidad de su ciudad. Tiene publicados los libros de poemas: Moléculas y astros, (premio Gerardo Diego de la Diputación de Soria, 2002); Jocs de llum, Ed Bromera, 2006 (Premio Alfons el Magnànim “Ciutat de València” de poesía en valenciano, 2006), Materia (Primer accésit del Premio de Poesía Ciudad de las Palmas de Gran Canaria, 2007) y este Cielo líquido, Amargord 2015 y muy pronto aparecerá su próximo libro Travesía.

Poemas suyos han aparecido en revistas como “Tres en suma” o “21Veintiúnversos” y ha publicado en la colección “Ecuaciones de segundo grado”, Ed. El Torpe al Timón, junto a Eva Hiernaux (autora, por cierto, de la imagen de la portada de este libro), poemas reunidos bajo el título Pendiente del aire, Madrid 2013
Ha traducido al castellano los libros: Atlas, Ed Tàndem, de Pere Salinas y Joan Navarro y Granada, de Joan Navarro.
Colabora en la revista de poesía digital “sèrieAlfa. art i literatura”. Ha sido incluida en las antologías Ventanas, Ed Torremozas, en Mujeres en su tinta (Poetas españolas en el siglo XXI), México 2010 y Ed. A Fortiori, Bilbao, 2012. 
Ha formado parte de proyectos interdisciplinarios – poesía, música, danza y pintura. 

“¿Cómo podríamos ponernos en pie después de caer de rodillas?”, dice parte de la cita de la escritora inglesa Jeanette Winterson que encabeza el poemario. Cita fundamental que nos abre un libro pleno de símbolos con los que Lola Andrés nos lleva de la mano poema a poema. Un camino que es, como dije al principio, una búsqueda de la luz.

Como Platón, la autora nos descubre que la realidad no son sino las sombras que proyectamos en una pared, “según la luz caiga en derrumbe o en esquina”.  Descubre que no somos “ese cielo de inmensidad perdida”, el cielo líquido, pleno, el cielo-agua que da título al libro y nos libera.

El agua, la palabra, la luz se identifican entonces como única respuesta, como búsqueda de la identidad.

“Cielo líquido” se estructura en dos partes, antecedidas con un poema inicial y  cerradas por un poema epílogo.

Su verso libre y medido, escandido en silva libre impar, se vuelve claro, fluido cuando es el hallazgo de la luz o el agua, el amor o el sexo el objeto del poema. Fluido cuando la poeta se reconoce, se reinventa tras vencer la ruina, cuando es el amor, que no entiende de sexo, quien triunfa.

Poemas y versos entonces tan potentes como estos:

Si la lames, se agrietarán
las fauces
del mar de Bering

Es el poema-líquido también cuando recuerda la figura de la madre o su abuela, sus referencias.

Pero el poema se vuelve fragmentario cuando es el barro o la ciénaga, la sombra o la duda, la huida y la derrota quien lo habita.

Dice el poeta y ensayista francés Jean Claude Renard que ·el lenguaje poético tiene la propiedad (…) de presentarse simultáneamente (…) como fragmento y como discurso: fragmento cargado con una posibilidad de sentido que lo continúa, discurso cargado con suspensiones de sentido que lo rompen” (Renard, 1982: 29)

Así, en este sentido, para Lola Andrés forma y fondo se complementan. Fragmentario es el poema que habla de su compromiso social y humano: son magníficos los tres poemas que bajo el subtítulo de nómadas I,II y III nos hablan de un tema tan actual como los refugiados, los emigrantes que huyen también de la ruina hasta las fronteras, las altas vallas que les separan, que nos separan, de la tierra prometida:

Dice en nómadas II:

Hoy
dice
mi sangre: amo
por encima de cualquier
vicisitud poética
los dientes las posturas las manos
del ser sobrecogido
en un alambre
perplejo y ovillado
en la respiración.



Fragmentación,  inestabilidad e incertidumbre cuando los poemas son oscuridad y barro y a veces también muerte. Dirá, así, Lola Andrés en uno de sus poemas:

Cada olvido es un cántico, parece
que fragmentar alienta.

Además de lo expuesto, hay tantos niveles de lectura en este libro que podría seguir enumerando ejemplos, pero ha de descubrir el lector cómo pueblan los versos los pequeños insectos: mantis, libélulas, enjambres y algún que otro ángel terrible:

Mas cuánta soledad en este hundirme
hasta la voz abstrusa del insecto.

O podríamos detenernos en las acertadas citas que encabezan cada apartado del libro. El atento lector lo descubrirá.

Es este “Cielo liquido” conciencia. Conciencia de la sombra que nos rodea, de la necesidad de salir de ella, de buscar el agua y la palabra que nos completan, de hallar el amor y el afecto, de dudar a veces y volver a levantarse como nos dice Jeannette Winterson. Es un libro que defiende la esperanza, que lucha por ella.

Las moreras esperan.

Lola Andrés es una poeta necesaria.
No en vano lo anuncié al principio de esta presentación: si lees, si escuchamos hoy, aquí,  sus versos, no pasará de largo: formará parte ya de nuestra memoria, de nuestra casa.


Javier Díaz Gil

28 de marzo de 2016



Algunas imágenes de este día: